Sello IG para la miel del noroeste cordobés

La miel del monte nativo del noroeste cordobés ya tiene Identificación Geográfica, lo que habla de sus bondades y da un gran respaldo a una producción esencialmente familiar.
Esto sucede partir de una resolución de la Secretaría de Agricultura de la Nación y que espera su reglamentación en el Boletín Oficial.
El anuncio se hizo en conferencia de prensa realizada en el SUM de la Escuela Para Graduados de la FCA-UNC. Se trata de la segunda miel en el país en obtener este reconocimiento, luego de la de Tucumán.
Es un sello de calidad que requiere que el producto tenga particularidades específicas, debe provenir de una región bien definida -como el noroeste cordobés- además de tener en cuenta aspectos orográficos, culturales y tipo de ambiente.
“Es un atributo muy importante a la hora de exportar, ya que da garantía de calidad para los compradores y evita la adulteración”, señaló el decano de la facultad, Jorge Dutto.
Un dato a tener en cuenta es que la miel es un producto que se adultera mucho y por eso es fundamental cuidar su calidad. En este sentido, la IG es una herramienta para proteger a este alimento de posibles adulteraciones.
Características de la miel
La miel del noroeste cordobés es oscura (con más antioxidantes que las claras), contiene poca agua y presenta un alto nivel de acidez. Es elaborada a partir de plantas nativas, no cultivadas, con polen de algarrobo y jarilla. También hay de palo amarillo, chañar, brea y moradillo.
En la publicación de La SECRETARÍA de AGRICULTURA, GANADERIA y PESCA de la Nación para la solicitud de la Indicación Geográfica (IG) Miel de Monte Nativo Cordobés, se detallan los rasgos característicos como:
“El Monte Nativo Cordobés es un ecosistema compuesto por bosques y arbustos autóctonos, sus mieles se caracterizan por provenir de los escasos territorios que aún conservan especies centenarias de algarrobos, mistoles y una gran diversidad de especies arbustivas autóctonas que aportan sus atributos sensoriales. Debido a esta flora acompañante, las Mieles de Monte Nativo Cordobés, se distinguen porque poseen marcadas notas florales, frutales y cálidas que se perciben en la nariz y el paladar; dulzor entre bajo a moderado”.
Se enumeran los tipos de productos: “En función del trabajo realizado se definieron como mieles características:
-monoflorales de algarrobo y mistol;
-multiflorales de la sierra (+700msnm) y del llano (400-700msnm).
La producción de miel en esta zona de Argentina es una actividad económica importante para muchas comunidades locales y se lleva a cabo de forma tradicional y sostenible respetando el ecosistema y la biodiversidad de la zona. La región delimitada abarca los departamentos Cruz del Eje, Ischilín, Minas, Pocho, Río Seco, San Alberto, San Javier, Sobremonte y Tulumba”.
En cuanto a quienes serán los beneficiarios, se explica que “podrán acceder al reconocimiento todos los productores situados en el área definida para la IG que cumplen con el protocolo de calidad establecido. De conformidad con lo determinado por el artículo 19 de la Ley Nº 25.380 y su similar Nº 25.966, toda persona humana o jurídica que justifique un interés legítimo y estimare que algunos de los requisitos establecidos por la norma no han sido debidamente cumplidos, podrá formular oposición al registro por escrito y en forma fundada ante la Autoridad de Aplicación dentro de los treinta (30) días siguientes a la presente publicación”.
El Ing. Agr. Enrique Sosa destacó que los trabajos comenzaron en el año 2015 con el empuje del ingeniero Diego Osés y resaltó el apoyo institucional recibido de parte de las autoridades.
Muchos actores se vieron involucrados en el proceso: los integrantes de las cooperativas de productores del norte provincial, el aporte de la facultad y del Gobierno de Córdoba, entre muchos otros. Hoy, en la finalización de la gestión del Coordinador Apícola de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y pesca del Ministerio de Economía de la Nación, Alexis Rodríguez, se logró el tan ansiado sello.