Optimismo por las modificaciones de etiquetado propuestas por los europarlamentarios

La propuesta de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europea supone un paso importante para un etiquetado claro de la miel al detallar el origen completo de la miel importada.

Como parte de la revisión de la Directiva de la Unión Europea (UE) sobre la miel, la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo votó a favor del etiquetado detallado obligatorio del origen de la miel, un producto que se importa en gran medida en Europa y que está sujeto a fraude.
La revisión de la legislación sobre la miel fue propuesta el año pasado por la Comisión Europea para actualizar el marco legislativo europeo en torno a este producto, que está sujeto a un fraude masivo y a una competencia desleal dentro de la UE. Hace ya un tiempo que los apicultores reclaman que se introduzcan una serie de cambios en el etiquetado de la miel que mejoren la información que recibe el consumidor.
Las Cooperativas Agro-alimentarias de España muestran su optimismo ante la propuesta de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo relativa al etiquetado de la miel. Hasta la fecha, la normativa ha resultado ser poco eficaz para que el etiquetado fuera claro; ha permitido y permite que aparezca en primer lugar un origen de la miel español, aunque el contenido de este producto sea muy poco significativo. La propuesta europea (y de Cooperativas Agro-alimentarias) habla de incluir el porcentaje de cada origen de miel para que el consumidor sepa qué es lo que está comprando. Ahora, la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo, en su revisión de la conocida como Directiva desayuno, ha introducido las reivindicaciones de estos productores.

«Sin lugar a duda, es la proposición que defiende con claridad a los apicultores españoles y europeos, a sus cooperativas, y al consumidor porque presenta de forma transparente información sobre el origen de la miel», han expresado.

Las medidas afectan a la miel, los zumos de frutas y a las mermeladas y tratan de mejorar la información que el consumidor puede encontrar en los envases. Proteger al consumidor de la adulteración y el fraude en los envases de miel es el objetivo con el que los europarlamentarios han dado el visto bueno a la revisión de la normativa.

La primera de las medidas propuestas por el Parlamento, obligará a las empresas a indicar en el etiquetado el origen de los distintos porcentajes de miel que se incluyen en ese envase y en orden descendente. Esta era una de las principales reivindicaciones del sector, que veían como mieles procedentes de terceros países eran comercializadas como mieles de la Unión Europea al no tener que especificar el origen de todas y cada una de las mieles que formaban la mezcla. La medida afecta tanto a los Estados miembros como a terceros países.

Otras de las propuestas del Parlamento pasan por incluir un sistema de trazabilidad con tecnología blockchain, lo que permitirá rastrear toda la cadena de la miel. También se apuesta por eliminar la miel filtrada a través de la prohibición definitiva de dicho procedimiento, ya que elimina un componente de gran valor como es el polen, y que se usa para enmascarar el origen de las mieles importadas. También se defiende la maduración de la miel de forma natural dentro de la colmena y no por procesos artificiales como se realiza en algunos casos.  También se propone indicar en la etiqueta la miel sin calentar. Propuestas todas ellas que, son muy bien recibidas por los apicultores europeos. “Estas mejoras, son el primer paso en la dirección correcta para conseguir el objetivo del 0 % de adulteración en la cadena de valor de la miel para el 2030”, afirman los involucrados.

Confían que la propuesta de la Comisión de Agricultura se tenga en cuenta en el debate que se iniciará en breve en el Parlamento y con la Comisión y el Consejo Europeo.

Acabamos de votar, por amplia mayoría en ComAgri, la revisión de la directiva «desayuno», de la que soy ponente por mi grupo. @RenewEurope. Pedimos el etiquetado completo del origen de la miel. La información transparente es esencial para combatir las «mieles falsas» de 🇨🇳 y 🇹🇷. Seguimos movilizados para proteger a nuestros productores. Será el fin de la miel falsa de China y Turquía, dijo la eurodiputada Irene Tollerent en X después de una votación unánime de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural.