Olivares de miel, nuevos hábitats para las abejas

En todo el mundo se oye hablar de la pérdida de poblaciones de abejas, como si los pesticidas fueran estableciendo un cerco cada vez mayor. Pero es posible revertir esta situación, es posible crear nuevos hábitats para las abejas.

El monocultivo ocupa amplias zonas de la Tierra. Solo una parte de esas tierras corresponde a cultivos leñosos, pero son millones de hectáreas. Es en esas tierras donde es posible intercalar plantas aromáticas que proporcione alimento a las abejas, creando nuevos hábitats para ellas.

Los olivares son un firme candidato para esa práctica, las más de 200000 hectáreas de cultivos ecológicos son un amplio espacio para el desarrollo de la abeja.

Hay pioneros diseñando olivares de miel en España, plantaciones donde hay setos de aromáticas entre las hileras de olivos que producen aceite, miel y aceites esenciales. Estos pioneros han llegado a la misma idea por caminos independientes, coincidiendo casi en el tiempo.

El olivar de miel consiste en intercalar setos de aromáticas entre las hileras de olivos obteniendo así aceite, miel y aceites esenciales.

El concepto olivar de miel para polinizadores está enmarcado en la recuperación de la biodiversidad en plantaciones intensivas y buscan principalmente poner plantas aromáticas melíferas que ayudaran con la alimentación de abejas y polinizadores silvestres

Condiciones técnicas

Se da más fácilmente cuando la distancia entre olivos es de 10, 12, 14 metros. No hay precedentes salvo la plantación de vides entre olivos por toda la geografía nacional hasta no hace mucho tiempo.

Por ese motivo los pioneros están plantando para ver el efecto de la aromática sobre la aceituna, y después plantar de manera masiva. A tal efecto la bibliografía es de difusión más que de desarrollo.

Los setos aromáticos

Los setos de aromáticas constituyen corredores biológicos dentro de los olivares no solo para los polinizadores sino también para una amplia diversidad de fauna.

El olivar para mejorar la biodiversidad

El olivar de miel, se lanzó en la plataforma de la UE, Climate Innovation Window, que incorpora el Horizonte de la UE2020 proyecto BRIGAIDA, destinado a cerrar efectivamente la brecha entre innovadores, inversores y usuarios finales en la resistencia a las inundaciones, las sequías y el clima extremo.

En la Comunidad de Madrid, ya están en marcha planes para introducir los olivares de miel, tanto para aumentar los ingresos como para proteger la ecología de la comunidad.

El olivar de miel, diseñado por el paisajista madrileño Javier Domínguez, es un concepto agropaisajístico consistente en un sistema de policultivo que combina olivos y arbustos aromáticos.

«Los setos aromáticos tienen la capacidad de actuar sobre los efectos del agua, sirviendo como barrera física para la recogida de agua de lluvia y escorrentía, ayudando así al olivar a prevenir inundaciones y erosión del suelo”, dijo el paisajista.

La gran ventaja de las hierbas aromáticas es que son melíferas y producen miel. Esto se puede utilizar como una fuente de ingresos adicional en los olivares, así como para aumentar la biodiversidad.

Los olivos, cuyas flores son pequeñas y sin perfume como otras especies vegetales, no son plantas de miel y no atraen insectos polinizadores. En su mayoría son polinizados por el viento (o anemófilos).

Las hierbas aromáticas, como la lavanda y el romero, por otro lado, atraen a las abejas y otros polinizadores. Estas plantas melíferas proporcionan la base para una actividad apícola adicional.

«De la producción de miel, podemos obtener ingresos muy altos”, dijo Domínguez. «A esto también podemos agregar la extracción de aceites esenciales como una valiosa fuente de ingresos para los agricultores, considerando los altos precios de este tipo de productos”.

Falta por saber la influencia del romero sobre el olivo, etc. Los diseñadores de olivares de miel están probando la idoneidad de sus modelos antes de popularizarlos. Después, 2.5 millones de hectáreas de olivar son susceptibles de beneficiarse de los avances que se produzcan.

La base que propuesta es un 70% de lavanda y otros arbustos aromáticos como tomillo, salvia, menta, etc. para el resto, con el fin de enriquecer la biodiversidad y tener la posibilidad de producir no sólo diferentes variedades de mieles, sino también para asegurar diferentes etapas de floración «.

Igualmente hay pequeños y medianos agricultores aquí y allá que desean experimentar con la lavanda. La lavandamanía hace que se eche en falta investigar sobre el romero y otras aromáticas respecto al olivo.

Consultar
1
¿Querés contratar publicidad?
Hola, si querés contratar publicidad estamos para asesorarte.